Renfe

Renovamos la marca

La nueva marca de AVE es un restyling o renovación de la imagen existente hasta la actualidad. En ella hemos recogido lo construido a lo largo de los años, siendo al mismo tiempo coherentes con su nuevo posicionamiento de marca.

De la misma forma que el propio AVE, y las personas usuarias, la marca que lo identifica también mira al futuro, sin olvidar de dónde viene, su origen, pero con los ojos puestos en su destino.

La marca

La marca mantiene el énfasis en la letra central de su nombre, la “V”, que se presenta como metáfora de la confluencia de caminos, de personas, de experiencias, de encuentros, etc., manteniendo así viva la esencia del logotipo primigenio, y que podrá usarse como isotipo aislado en algunas representaciones y soportes.

Respecto a los colores, además de aportar todos los valores positivos asociados a Renfe, también refuerzan y se asocian con distintos conceptos como seguridad, responsabilidad, confianza, servicio, profesionalidad, flexibilidad…

Renovación integral

En cuanto a su forma, las líneas curvas humanizan la marca y ensalzan su empatía y cercanía, dotándola de una imagen amable, con vocación de servicio.

El grosor de las letras refuerza los conceptos de tecnología y calidad de una marca ya consolidada. La combinación con finas serifas la acercan al concepto premium, transmitiendo elegancia, confort y distinción.